Quinteto ideal de la temporada Adecco Oro (Foto: FEB)
|
Noticia ADECCO ORO:

Un quinteto plagado de talento y muchas ilusiones

6/24/2013 La temporada 2012/13 bajó el telón a 10 intensos meses de competición en la que un centenar y medio de jugadores lucharon por llevar a sus equipos a la conquista de sus respectivos objetivos. El esfuerzo y sacrificio de las estrellas del campeonato alcanzó su premio en el reparto de unos galardones individuales que sacian las respectivas ilusiones personales de un quinteto plagado de talento.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

 

Un total de 214 partidos han compuesto el recorrido de la 17ª edición de una Adecco Oro en la que los galardones de MVP de la jornada se convertirían en uno de los puntos informativos de referencia en la mañana de los lunes.

 

Una pelea complementario a los objetivos grupales de los equipos y en la que se han visto inmersos algo más de un centenar y medio de jugadores. Concluida la temporada, tan sólo 5 de ellos cuentan con el privilegio de formar parte de un quinteto ideal del que se quedaron a las puertas un buen puñado de jugadores que tendrán su reconocimiento a base de menciones de honor reconociendo su trabajo y la entrega dentro de una temporada con decenas de actuaciones para el recuerdo.



Este ha sido el quinteto ideal de la temporada en la Adecco Oro:


Base: Mikel Úriz


Fichó por el Knet el pasado verano con el objetivo de crecer como profesional y el tiempo le ha servido para confirmar que no estaba equivocado con su nuevo destino. Y es que, en su segunda campaña completa en la Adecco Oro, Mikel Úriz se ha confirmado como el mejor base de la competición con una valoración muy superior a la de cualquier otro playmaker.

 

La confianza de su técnico Jesús Sala entregándole los mandos del Knet ha tenido respuesta a base de juego y especialmente de números con un total de 14.3 tantos de valoración por partido que dejaron a los riojanos a las puertas de los playoffs. Los hombres del Knet rozaron con la punta de los dedos la fase final al derrotar al líder Andorra a falta de tan sólo dos jornadas, aquellas en las que sendas derrotas les condenarían a la disputa de un playout en el que Mikel Úriz sería fundamental para su equipo.

 

Menciones de honor: Dani Pérez y Dani López. Y si importante ha sido la labor de Mikel Úriz para su equipo, no lo ha sido menos la de un Dani Pérez que ha aporreado la puerta de la Liga Endesa a base de brillantes actuaciones al frente de un River Andorra con el que dominaría la competición durante 17 semanas. El director de juego catalán no podría culminar su gran año con el que hubiese sido su segundo ascenso consecutivo en un playoff del que le apartó una inoportuna lesión en el segundo encuentro de semifinales ante el Cáceres. Más suerte correría su principal rival durante los encuentros más importantes de la temporada, su tocayo Dani López quien se haría con los títulos de Liga y Copa en un año en el que ha recordado los motivos por los que destacaría ya en su etapa de formación en el Siglo XXI; el jugador salmantino capitaneó a un Ford Burgos que ya forma parte de la historia de la competición.




Escolta: Anthony Winchester

Arriesgó Breogán Lugo el pasado verano con el fichaje de Anthony Winchester de cara a una temporada en la que el escolta norteamericano regresaría al baloncesto profesional tras cinco temporadas alejado de las canchas por una lesión. La particular cuenta personal de Anthony Winchester con el baloncesto quedaría saldada tras una campaña en la que ha exhibido nuevamente el talento que le llevaría a deslumbrar en las filas del Melilla años atrás con un rifle que ha bombardeado los aros rivales semana tras semana.

 

Su gran capacidad de cara al aro le convirtió en uno de los mejores anotadores de una competición en la que su regularidad le llevó a coquetear con el MVP en diversas ocasiones hasta alcanzar su premio en el inicio de unos playoffs de los que terminaría como líder del ranking de puntos por encuentro pese a no poder alcanzar las semifinales con un Bregán que concluiría su camino ante un batallador Cáceres. La exigencia de la temporada y los buenos resultados cosechados llevaron a Winchester a firmar en Puerto Rico donde ha puesto punto y final a la temporada manteniendo los números protagonizados en España.

 

Menciones de honor: Mario Hezonja y Alberto Miguel. El protagonismo acaparado por Winchester durante la temporada no ha eclipsado lo más mínimo la gran labor de dos hombres con dos objetivos muy diferentes. En el caso de Mario Hezonja, su principal objetivo en la competición pasaba por completar la formación de uno de los jugadores más prometedores de la competición, un Mario Hezonja que deslumbró ya en las primeras jornadas para terminar reforzando en Euroliga al primer equipo del Barça B Regal. En el lado totalmente opuesto, un Alberto Miguel que llegaría a Burgos como temporero y al que su infinita calidad le llevaría a ser una de las piezas más importantes en la rotación del Autocid. Sus 36 años no fueron impedimento para que el escolta cántabro liderara el ranking de acierto desde el 6.75 durante gran parte de un campeonato en el que recordó al explosivo jugador que conociéramos a finales de los 90 en sus primeros años como profesional.




Alero: Marc Blanch

Su paso fugaz por el Estudiantes donde apenas contaría con oportunidades generaría en Marc Blanch un irrefrenable deseo de demostrar en la Adecco Oro que su calidad es digna de poder disputar minutos de calidad entre los mejores equipos del país. Y así lo ha hecho durante dos temporadas para el recuerdo en las que conquistaría el ascenso con el Menorca Básquet y en la que rozaría el cielo en dos ocasiones con un River Andorra que reventaría todos los pronósticos iniciales como el gran animador de una Liga en la que el baloncesto generó una deuda con el equipo pirenaico.

 

La labor de Marc Blanch en esta última campaña vino acompañada de una condición de líder con la que guiaría a un River Andorra al que llevaría muy pronto a lo más alto de la clasificación a base de talento en el perímetro. Un jugador explosivo al que su capacidad ofensiva no le impide seguir sumando en defensa mediante una capacidad física que le ha llevado a finalizar la competición como el jugador con más minutos en sus piernas después de no haberse perdido ni uno sólo de los 41 encuentros disputados por su equipo. Su trabajo le convierte en una de las piezas más codiciadas de cara a un mercado estival en el que quiere mirar de nuevo hacia arriba.

 

Menciones de honor: Asier Zengotitabengoa y Francis Sánchez. Consagrados en las últimas temporadas como dos de los mejores aleros de la Adecco Oro, Asier y Francis han vivido dos temporadas muy diferentes durante el presente curso. En el caso del exterior vasco, su visión de juego le serviría al Leyma Natura para comenzar a tomarle el pulso a una competición en la que debutaría con un 5-0 en el que Asier contaría con una especial relevancia como uno de los mejores anotadores de una primera vuelta en la que allanaron el camino hacia una permanencia a la que no podría optar Francis Sánchez. El jugador malagueño ejerció como líder en anotación de un campeonato que domina en la línea exterior y en el que no pudo llevar al Melilla Baloncesto a salvar la categoría en un año realmente complicado para el decano.




Ala-Pívot: Urko Otegui

Sabían muy bien en las oficinas del Marta Domínguez lo que podrían conseguir con el fichaje de Urko Otegui trece temporadas después de que el interior vasco se vistiera por primera vez con la camiseta del equipo palentino en la Liga EBA.

 

Y no defraudaría Otegui a aquellos que apostaron por él y que le dieron la oportunidad de seguir demostrando su calidad en las filas de un equipo que ha ido dando pasos al frente en las últimas temporadas y que, en el último curso, dio un nuevo impulso a su crecimiento con su clasificación para unos playoffs en los que alcanzarían las semifinales. Todo ello tras una magnífica temporada en la que Natxo Lezkano supo sacar lo mejor de cada una de sus piezas y en especial de un Urko que se haría fuerte en la pintura respondiendo con su calidad a los diferentes contratiempos que lastraron al equipo en la zona a modo de bajas y lesiones. Su facilidad para encontrar el aro y su capacidad reboteadora harían de él el MVP Nacional de una competición en la que a punto estuvo de hacerse con el gran trono. Los cantos de sirena desde la ACB sobrevuelan de nuevo la figura de un jugador para el que no pasan los años.

 

Menciones de honor: Taylor Coppenrath y Jamar Samuels. Un año más, y ya van cuatro en las últimas 5 temporadas, el norteamericano Taylor Coppenrath llevó a su equipo a conquistar una plaza deportiva en la Liga Endesa tras una temporada y un playoff para el recuerdo. El auténtico MVP del Lucentum Alicante volvió a completar un gran año en una competición que ha dominado en el último lustro y en la que ha compartido protagonismo con un joven novato, su compatriota Jamar Samuels. El ala-pívot del Lobe Huesca lograría hasta 4 galardones como MVP de la semana liderando junto a Coppenrath un ranking semanal que les ha llevado a hacer de su apellido uno de los más repetidos durante las 26 semanas de Liga Regular.



Pívot: Ondrej Starosta

Como si de un superhéroe se tratase, siempre que su equipo estuviese en problemas ahí estaba él. Así se resume la segunda campaña consecutiva en Pamplona de un Ondrej Starosta al que ángel Jareño recuperaría para la causa demostrando que aún queda mucha calidad en sus manos.

 

Su dominio del juego viene confirmado por una estadística que revela su apellido como el del jugador más regular de una competición en la que no faltó a ni uno sólo de los compromisos de su equipo y en la que llevó al Planasa a confirmar la permanencia a través de soberbias actuaciones que encontrarían ya su premio con dos MVPs durante un mes de enero en el que arrasó en los rankings individuales y con un galardón final en la última jornada de un campeonato del que se despediría con 33 tantos de valoración y unos dobles dígitos habituales en la gran mayoría de sus partidos.

 

Menciones de honor: Luke Sikma y Michel Diouf. La segunda campaña de Luke Sikma en la Adecco Oro ha supuesto la confirmación del gran jugador que comenzáramos a atisbas apenas un año antes en las filas de un UB La Palma donde demostrara su polivalencia en una pintura en la que se mueve como pez en el agua. Su gran prueba de fuego al fichar por uno de los equipos candidatos al ascenso se ha saldado con el gran premio y con los primeros rumores de salto a una ACB en la que varios equipos lo acogerían con los brazos abiertos. Tan sólo el reparto en los minutos del juego de una amplia plantilla como la del Autocid privó al cuarto mejor jugador de la Liga de poder estar en un quinteto ideal con el que coquetearía un Michel Diouf que recordaría la calidad de sus 207 centímetros aportando puntos, rebotes y un buen número de tapones que lo coronarían como el mejor taponador del año en la competición.




Revelación: Mario Hezonja

La incorporación de Mario Hezonja al filial blaugrana en su estreno en la Adecco Oro ejemplificaba los deseos del conjunto de la Ciudad Condal de dar un nuevo paso al frente en la maduración deportiva de uno de los hombres más talentosos de su cantera.

 

Con apenas 17 años, Mario Hezonja debutaría en la competición necesitando apenas un par de jornadas para demostrar su potencial. Por si no eran ya pocas las miradas que habían recaído sobre él, el joven jugador de origen croata volvía locas a las defensas semana tras semana con un auténtico clínic de movimientos ofensivos. Triples, penetraciones, alley oops imposibles e incluso algún que otro posteo formaban parte de su repertorio en cada encuentro. Su habitual presencia en los entrenamientos del primer equipo le llevó a reforzar a los de Xavi Pascual en algunos encuentros de Euroliga sumando sus primeros minutos con un primer equipo en el que podría encontrar acomodo la próxima temporada.

 

Menciones de honor: Joan Creus y Olu Ashaoulu. Sin movernos del filial del Barça B Regal encontramos a otro de esos talentos de futuro que ha pisado fuerte en su primer año en la liga hasta tal punto que su magistral dirección le llevaría a marchar cedido al Manresa en la recta final de la campaña. Joan Creus demostró su calidad en un año en el que hizo sonar con fuerza el apelllido que dieran a conocer tanto su padre como su tío en una Liga ACB que tampoco perdió detalle a través de sus ojeadores de Olu Ashaolu. El interior norteamericano vivió su primera experiencia profesional en Europa deslumbrando en una Adecco Oro que lo catalogaría como el terror de los aros gracias a su gran capacidad para culminar varias jugadas por encuentro colgado de la canasta. El ala-pívot llevaría a su equipo hasta las semifinales de un playoff desde el que daría el salto a una liga francesa que se ha apresurado en confirmar sus servicios de cara al próximo curso.



Entrenador: Andreu Casadevall

Transcurridos cinco años desde su llegada a Burgos, Andreu Casadevall ha tocado el cielo culminando un crecimiento que se cimentó a base de trabajo y con la cautela propia de aquellos clubes que terminan haciéndose grandes a base de pasos pequeños. En su sexto curso en el club, y tras celebrar su partido 200 al frente del equipo, el técnico valenciano fue engrasando la maquinaria de un equipo que se hizo fuerte ante la adversidad para salir triunfante del pulso mantenido con el River Andorra durante una temporada para el recuerdo.

 

Tras superar la plaga de lesiones que asoló al equipo durante la fase inicial del curso, la melodía del Autocid comenzó a sonar cada vez más afinada cosechando una racha de once victorias consecutivas con las que lograrían arrebatarle al River en su propia cancha la organización de una Copa Príncipe en la que levantarían su primer título oficial en la competición culminando una semana que convertiría la ciudad en una auténtica fiesta. No tardaría River Andorra en recuperar el liderato aprovechando una derrota burgalesa en su propio feudo ante Breogán pero los de Casadevall no se dieron por vencidos completando un final de curso con 6 victorias consecutivas que permitirían a los castellanos gozar de un déjà vu en una última jornada para el recuerdo; un 19 de abril en el que conquistarían su primer ascenso a la Liga Endesa consumando una trayectoria deportiva imparable en el último lustro.

 

La imagen de Andreu Casadevall manteado por sus propios jugadores sobre la cancha de El Plantío forma ya parte de la historia de un club al que ha imprimido su sello más personal en una campaña con tan sólo 4 derrotas.

 

Menciones de honor: Rubén Perelló y Joan Peñarroya. No conviene perder de vista el trabajo realizado por dos de los principales descubrimientos del curso en la Adecco Oro. Tras disputar tres temporadas con el Ford Burgos como ayudante de Casadevall, Rubén Perelló ha dado la talla en su debut como entrenador convirtiendo al grupo de jugadores que componían el Lucentum Alicante en un auténtico equipo que crecería con el paso de las semanas hasta salir triunfante de un playoff final en el que conquistarían el derecho deportivo a jugar a Liga Endesa. Por su parte, Joan Peñarroya despertó el interés de varios conjuntos ACB gracias a su gran labor al frente de un River Andorra al que ascendería a finales de la pasada temporada y al que ha convertido en el gran animador de la Adecco Oro estando presente en las tres grandes finales de una temporada en la que el conjunto andorrano ha dejado claro su deseo de regresar a la élite.

  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas